8 abr. 2006

Refutación: Teoría de la Evolución un carajo

En brevísimas y tal vez hasta escasas palabras, esta teoría propone que las especies sufren modificaciones constantes que les permiten adaptarse para subsistir satisfactoriamente en el cambiante medio en el cual viven.

Antes que nada, quiero retractarme. En un post anterior le dí la razón pero me equivoqué: Darwin estaba erradísimo.

Déjenme decirles que aunque a mí también me resulte doloroso, la teoría evolutiva es un fraude.
Es romántica, simple y bella, como la Relatividad o toda gran teoría científica, pero no cumple con la excluyente cualidad de Certeza.

Pasemos a la demostración:

Sujeto 1.

Hombre petiso y cabezón, de manos y pies espantosos. Cuando lo aqueja el stress (27 días al mes) le salen en la cara ronchas rojas y sobreelevadas. Deja plantada a su chica infinidad de veces, avisándole que no va cuando ella ya ha pasado una hora esperándolo en la puerta de su casa, con la carterita en la mano y el rimmel resquebrajado. Canta horriblemente, no sabe jugar al fútbol y una vez se queda dormido en la mesa de un bar frente a su novia. Y otra vez le dice que la deja porque ella no es católica. Escucha a Vicentico, Traicy Chapman y al Chaqueño Palavecino, es angurriento, egoísta y siempre tiene sueño.

Sujeto 2

Apuesto joven, muy alto y campeón de básquet, tiene ojos verdes y una sonrisa devastadora.
Es dueño de una inteligencia lógico- matemática envidiable y sabe tratar a la gente de una manera increíble, sus amigos, los padres de sus amigos y las abuelas de sus amigos lo aman. Conoce a una chica esbelta y con el pelo largo que al tiempo engorda y se rapa, pero él le sigue diciendo que es hermosa. La saca de la cama en pijama cuando ella esta deprimida, la mete en el auto y maneja una hora y media para llevarla a una playa cercana a que vea las estrellas 15 minutos, aunque al otro día tenga que rendir un examen.
Una vez, para la semana de la dulzura, desparrama una inmensidad de golosinas en su cama con una nota que dice que de esa forma trata de devolverle un poco de la dulzura que ella le brinda todos los días. Y otra vez se va hasta un pueblo en el que su novia pasa el fin de semana nada mas que para dejarle una flor y una tarjeta en la ventana de la casa donde ella duerme.


Un enlace matrimonial con el primer sujeto llevaría a mí y a mi estirpe al fracaso absoluto. Mis genes se verían amenazados por cromosomas deformes y perezosos, mis hijos nacerían sordos, con problemas en la columna u obesos, lo que disminuiría significativamente su expectativa de vida así como también las posibilidades de procrear.

En cambio, reemplazando el locus marital por el individuo del ejemplo dos, mi descendencia contaría con todo lo necesario para la supervivencia frente a las posibles adversidades: agilidad, simpatía, facilidad negociadora, belleza e inteligencia (en un mundo como el de hoy nunca se sabe, ya no alcanza con la reserva subcutánea de grasa para protegernos frente a las heladas)

Si la evolución fuera cierta, el cerebro tendría que ser el único órgano con autoridad para decidir con quién hay que quedarse, y toda esa sarta de sentimiento desmedido e ilógico que viene del corazón o vaya una a saber de dónde, debería hacerse a un lado o permanecer vigente sólo en las especies inmundas, como las cucarachas, los hippies o los tarotistas.

El amor desenfrenado, el catarático, el desborado nos vuelve ciegos y necios, nos hace sufrir, nos incita a hacer locuras y nos arrastra al caos genético, al eterno anonimato, a la extinción del planeta.

Y sé por que se los digo: el del ejemplo uno es el hombre que más quise, y el dos es el que menos.

Lo peor es que, aún sabiendo todos los riesgos que corro, seguiría eligiendo tomarme un café con leche en un bar de mala muerte mientras miro dormir al individuo 1 que la inmensidad de estrellas, gestos y golosinas que me ofrece el individuo 2.

15 comentarios:

M. dijo...

A mí me pasó algo parecido a medias. Digo a medias porque si bien no se sacaban ventajas estéticas (de hecho, eran muy parecidas, la gente las confundía) si tenían las marcadas diferencias actitudinales de tus 2 personajes.

Y el resto de la historia, es tal cual........

Betty Carol dijo...

Bueno, igual si la chica tenía buena piel, sólidas defensas, dientes sanos y uñas fuertes yo la consideraría. Lo actitudinal lo modela el entorno. O un buen psicólogo conductista.

Niño Pol dijo...

No es lindo lo que es lindo, sino lo que a uno le gusta.

Betty Carol dijo...

Pol:
Tiene razón. Y eso está bien para un par de zapatos, un color de pelo o un disco de Calamaro. Pero los genes son los genes y la descendencia es cosa seria; y el preferir a un enano engreído y cabezón que no sabe jugar al fútbol a un príncipe encantado estrella del basquet bahiense me hace sentir una involucionada total.

Enrico dijo...

El ser humano no entra en estas teorías reservadas para los animales. Nostros tenemos discernimiento, sentimientos y dedos pulgares útiles.
Usted se quedó con el petiso, no por un error o falta de criterio genético sino porque el otro era un canto a la cursilería.
Pero seguramente si tendría que elegir uno para un revolcón, reproducción y nunca más, se quedaría con el más lindo. Ahí tiene su instinto animal funcionando a pleno.
ah! y páseme un poco de soda que sigo empalagado con las actitudes del basquetbolista.

Betty Carol dijo...

Buaaaaaaaaaaaaa...es que yo elegiría para todo al Petiso imbécil. No tengo instinto animal. No pienso en el futuro de mis hijos. Soy una necia irresponsable.

Y qué es eso de que le pase SODA??? Se sigue fabricando ese brebaje??? Y Ud lo toma y todo??

Enrico dijo...

Obvio, ¿sino qué le ponemos al Cinzano?

CaraDeNada dijo...

Me facilitaría el teléfono del sujeto 2. Ok. Gracias.

Betty Carol dijo...

caete de mi catre: bueno, se lo busco. A cambio de que no me escrache en su blog, por mas pavadas que escriba aquí.

Andy W dijo...

tengo un amigo que debe cambiar de estrategia URGENTE... le voy a notificar de inmediato.

Betty Carol dijo...

Ja! nunca habia visto este comment

Julio César Moreno dijo...

Interesante forma de tratar de inavilitar la teoria de la evolución, pero desacertada, si bien la selección es bastante acertada (aun hay un par de cabos sueltos) no quiere decir que los individuos sean perfectos, de no ser asi no habria cambios, el amor es resultado de una serie de reacciones químicas (es el caso de todos los sentimientos), reacciones que no son necesariamente coherentes y la evolución no es un proceso de constante ascenso a especies mejores sino que es un proceso de prueba y error con constantes equivocaciones, además de que el ser humano es el único animal capaz de modificar su medio a su antojo por lo que ya no debe preocuparse por la supervivencia (al menos no de manera directa) lo cual modifica con el tiempo los patrones de conducta permitiendo mas opciones de elección al momento de elegir una pareja tomando en cuenta factores menos obvios que en vez de la supervivencia garanticen la comodidad (no me refiero solo a factores económicos sino a lo que podría llamarse factores sentimentales o de compenetración con el otro individuo).

Betty Carol dijo...

Con qué tupé viene a decirme que es desacertada MI manera de aplicar la evolución a lo que a mi se me canta un sujeto que escribe "INAVILTAR"???? No sea mamarracho. Y aprenda, además, a usar los signos de puntuacoín.

EL mundo está loco o qué?

Jona dijo...

Tal vez joda

Tu ejemplo no prueba ni desaprueba nada acera de la evolucion o el creacionismo. Un ejemplo ficticio, pues el hombre o mujer perfeta/o no existen. Esto solamente muestra la naturaleza humana; la parte emocional y psicologica del ser humano. Tuviste una mala experiencia, eso solo significa que estabas ciegamente enamorada. Y dices esto en base a prejuicios, asi como juzgaste a los hombres antes solamente por prejuicios. La relatividad tiene mas sentido, Buen fisico no significa menos cerebro ni tampoco lo contrario. Cada persona es un mundo, solo hay que conocerlo. Evolucionar mentalmente o psicologicamente si parece tener mas sentido.
No estoy defendiendo al creacionismo pues no creo en dios. Suerte ;)

Jona dijo...

Perdon, quise decir que no estoy defendiendo a la teoria de la evolucion, pues no me convence.
Tampoco creo en dios ;)