26 sep. 2008

Se largó la temporada de pesca

Historia 1

Guardia de pediatria. Quilombo. Bebes que lloran, nenes con no menos de 2 enfermedades cronicas + un sindrome genetico + cuadro intestinal ó de via aérea superior, padres que no saben dónde esta el laboratorio, internos autómatas.
Estoy de "doctora asistente" con un residente con el que me pongo a revisar lactantes y a hablar de decisiones futuras, cuestionamientos pasados, positivismo, filosofía existencialista.
El reloj da las 21:00 hs y a mi se me hace tarde para mi clase de tango (que empieza a las 21:00 pero está a media hora de viaje y yo aún tengo que pasar por casa a buscar mis zapatos).
Yo: Bueno, me voy
Resi: ahhh...ya? Queres que pasemos antes a buscar el hemograma para ver si el pacientito anterior tenia SUH o no?
Yo: me quedo con la intriga. Ya es media hora tarde.
Resi: bueno, y cuando terminas la cursada?
Yo: creo que esta semana
Resi: Ah...y te quedan mas guardias?
Yo: en realidad no, pero igual podria venir. Se aprende distinto, más, acá.
Resi: bueno...yo estoy el sábado, es un poco sacrificado, pero la guardia de los sábados se pone. Te traigo el libro ese que te conté.
Yo: Bueno, vemos, porque estaré estudiando. Capaz que sí
Resi: Dale...porque viste que no siempre se encuentra gente asi, no? Un gusto conversar con vos.
Anotá mi telefono por si tenes alguna duda para el final



Historia 2

00:30 hs. Yo esperaba el colectivo. En la parada habia un muchacho con un bolsito y la mirada perdida en el infinito. Se parece al Pollo de Okupas. En la calle, nadie.
Se divisa una silueta, lejos, el muchacho le grita. La silueta se acerca y cuando lo tengo a una distancia óptima (40 cm, en mi caso) me doy cuenta de que se parece a Tevez. Esta todo vestido de rojo y tiene una gorra.
Pollo: EHHH, Nico! Que hay?
Tevez: Que pasoooo????
Pollo: y...reducción del personal, me dijeron. No se, no se, nontiendo nada. Dice que hubo que reducir el personal y que bueno, yo quede afuera porque soy de los mas nuevo
Tevez: te pagaron algo?
Pollo: si, me dieron 100 pesos. El resto me lo dan en la semana, me dijo
Tevez: cuanto ganas vos?
Pollo: 450
Tevez (señalándome): es tu mujer, ella?
Yo: no, yo no.
Pollo: No, ojalá. Seee, unos garcas, pero ya va´a ver. Le vuá prender fuego el local
Yo: y si, en esta zona un incendio más, un incendio menos no hace nada.
Todos: JAJAJAJA
Tevez: y ahora que vas a hacer?
Pollo: no se, boludo. Yo estoy tranquilo porque se que lo que hago lo hago bien. Ellos se joden. Me voy a casa y mañana sera otro dia.
Tevez: no queré ir a tomar una birra?
Pollo: no, gracias. Quiero ir a casa.
Tevez: dale, (señalándome) la ivitamos a ella. Vamo´a tomar una birra?
Pollo: noooo...boludo. Como birra? Es una princesa, a ella la invitamo a tomar champan!
(acá me mori de ternura. Cobra 450 pesos y me invitaba a tomar champan)
Tevez: Bueno, vamo´a tomar un champan?
Yo: Já. Pero si yo tomo birra!
Tevez: Bueno, vamos?



Historia 3

Cátedra donde soy ayudante. Una ex alumna mía está haciendo la escuelita de formación de ayudantes ahora y viene a observar las clases.
Ex alumna: El que siempre me pregunta por vos es martin... te acordas ese chico que se sentaba en la esquina?
Yo: emmm
Ex alumna: el que una vez estaba afonico y escribia papelitos
Yo: Ah si! pelo lacio! Si.
Ex alumna: te ama.
Yo: ?
Ex alumna: si, el otro dia estabamos estudiando fármaco y cuando le conte que venia aca y te veía se puso como loco y ahora el quiere venir tambien. Le decia a los otros chicos "no saben lo que es esa mina" y que se va a casar con vos.



Obvio que para las tres historias el final es trunco. Una madre de familia como yo no puede andar coquetando por los consultorios, los bares ni los salones de clases.


Soy una piñata de ego, eso sí.


2 sep. 2008

Soledad 2.0

Que tu ex sea tu mejor amigo y compañero de salidas habla, en parte, de lo disfuncionales que pueden llegar a ser algunas rupturas amorosas. Pero no sólo eso. También refleja lo resistentes que nos volvemos a sentirnos solos habiendo pasado los veinticinco, lo ocupados y alienados que estamos todos y las poquísimas posibilidades que tenemos, por lo tanto, de conocer gente nueva con la que compartamos gustos e intereses.

Lo bueno, sí, es que en este tipo de relaciones suele rescatarse el valor genuino de una persona. Más allá de toda posición o rótulo en una red vincular, hay algo de valentía en asumir que la esencia de alguien nos va a encantar siempre y en dejar al otro encantarse con nosotros, sabiendo que (como en todo hechizo) el conjuro es autolimitado y durará:


a) el tiempo que nos lleve enamorarnos de alguien más

b) el que necesiten veinticinco destilados para ejercer su efecto traicionero y empujarnos inevitablemente a terminar morreándonos como adolescentes contra una pared despintada.