16 ene. 2006

chamuyaMe



Que el discurso de un chico que pretende seducirte se reduzca a un "Dale...yo pensé que tenías buena onda...", da cuenta de que, definitivamente, algo no anda bien.

Es que con éste tipo de vivencias me convenzo de que en el fondo pretendo, adoro y necesito que me enreden con palabras bonitas y picardía criolla. Quiero escuchar lo linda o inteligente o divertida o (buena cocinera!!!!) que soy, maravillarme con mails de palabras justas, que me abran la puerta del auto, y que, cuando yo desde adentro retribuya el gesto, me pregunten si también ví la película ésa (en realidad no sé ni como se llama, pero parece que el detalle -viniendo de una mujer- es significativo). Hace mucho que no puedo burlarme de los discursos prefabricados o del ofrecimiento de masajes porque "parecés muy contracturada" que disfrazan -apenas- la intención de ponerte mano encima. Algo cambió, y no me gusta para nada.

Pardójicamente, la culpa de todo sea probablemente mía: en mi adolescencia mi madre y las revistas femeninas me enseñaron que ser histérica no está bien, y en mi afán por no caer en tan reprochable comportamiento, fuí eliminando sistemátciamente todas las proezas que debe sortear un galán para lograr captar mi atención. Me volví fácil, bah. V
incularme con el sexo opuesto se volvió más práctico y mecánico, no hay vueltas ni malentendidos; pero tampoco poesía, ilusión o sentimientos intensos.

La posmodernidad hizo estragos. Si lo de la máquina del tiempo no resulta y se trunca mi idea de viajar al, ponele, renacimiento, no me daré por vencida y seguiré intentándolo por otras vías. Chat, por ejemplo.

Es que el chamuyo no es sólo plabrerío barato: levanta nuestra autoestima haciéndonos sentir únicas, vuelve a los hombres más ingeniosos y aporta ventajosos puntos al que no fué tan agraciado por la naturaleza. El chamuyo es parte del folklore popular, y como tal, no debemos permitir que se extinga.

11 ene. 2006

Test - Tu chico vale la pena?

Cuando miran juntos Los Simpson él:
a)se ríe junto con vos
b)se ríe en otro momento
c)los simpson no le dan risa
d)no sabés. Nunca miraron los simpson juntos. Son demasiado buenos como para arriesgarse a que él interrumpa con algún comentario idiota.

Cuál es su (la de uds.) canción?
a)una que compuso él
b)Last Kiss, de Pearl Jam
c)Alguna de Chayanne
d)Don, de Miranda!

Qué fue lo último que te regalo?
a)Entradas para EL recital. Ese que tanto querías.
b)Un accesorio bonito
c)Rosas rojas y bombones
d)Bombon Tokke. Uno solo. Y encima te pidio que le convides.

Cómo te dice?
a)Te invento un apodo que te va justo
b)Princesa, linda, hermosa
c)Gorda
d)Che, vo´

Cuando estás estudiando, él:
a)te ceba mate y eventualmente te toma (el examen, no el mate Je. El mate te lo tomas vos. Estos paréntesis idiotas me divierten tanto)
b)te deja tranquila y se entretiene haciendo otra cosa.
c)te prende una vela
d)organiza una reunion de "Egresados 82 - Jardín Frutillita" en tu casa

Piensan que viajar en pareja es
a)Algo maravilloso, fantástico, pero a la vez cotidiano. Están ahorrando juntos para ir a ver un atardecer en Egipto. En la heladera tienen pegada una foto que se sacaron con los indios Mocovíes en las últimas vacaciones.
b)Una experiencia divertida. Se hacen escapadas a "la costa" cuando las condiciones son óptimas.
c)Algo re común. De hecho, viajan todos los dias juntos en el mismo colectivo y se despiden con un estrepitoso beso cuando el primero se baja.
d)Imposible. Siempre se suma algun pariente o amigo suyo.

Qué fue lo más lindo que hizo por vos?
a)te llevo de viaje hasta la playa para que veas el cielo estrellado y te pongas mejor un día que estabas deprimida
b)Superó sus celos y se hizo amigo de tus amigos
c)Te llevó a comer a un lugar maravilloso
d)Despues de tanto rogarle, dejo de escupir en la calle

Resultados
Mayoria de:
a)Casate. Pero ya. En Junin y Corrientes hay unos modelos de vestidos que están buenos.
b)Si.
c)A mí la gente tan así me pone rabiosa, pero es una cuestión mas bien personal. Por ahi sean felices y todo.
d)No vale la pena, DA pena.

Qué querés ser cuando seas grande?

Médica, bailarina, guardaparques, violinista, cantante, politíca, astrofisíca. Hay un millón de cosas que en algun momento de mi vida quise ser.
En algunas estoy trabajando para conseguirlo, otras quedaron en el camino y la tercer categoria corresponde a aquellas para las que me dí cuenta de que sencillamente no sirvo.

Lo que siempre, desde que la conocí, quise ser y para la cual NO HAY MANERA pero, (definitivamente) NO HAY MANERA, es La Maga.
Ni tan ingenua, ni tan sabia, ni tan mágica, ni tan femenina, ni tan misteriosa ni nada. Nada en común con tan fabuloso personaje.

Incluso barajé la posibilidad de irme a vivir a Paris, ponerle a mi hijo un nombre curioso y conocer alla algun patán nacional con espíritu de ese que tenía Horacio y que ya ni se usa. Pero ni siquiera.

Y menos que menos teniendo rulos, espalda ancha y gemelos prominentes.

5 ene. 2006

Álbum de figuritas de la oficina



La figurita repetida. Es una secretaria o representante de atención al cliente, generalmente joven, que no tiene mucho para hacer. Deambula por los pisos y boxes dando conversación insulsa y frívola. Es pasible de encontrar en toda máquina de café o junto a la impresora color, a la espera de alguna foto de su reciente hijo o sobrinos que luego, obviamente comentará con el primer desdichado que se cruce. Es adepta a las intrigas de oficina, y si no las hay interesantes, las fabula descaradamente.
Tambien es habitual cruzarla en el baño, retocándose el maquillaje o reteniendo (charla mediante) a alguna pobre atareada que se hizo de un segundo para poder cumplir con sus necesidades fisiológicas.

La figurita que vale muchas: El joven profesional. Es pasante, generalmente tiene entre 24 y 25 años, estudió ciencias economicas o ingeniería en una universidad privada y está a-no-na-da-do con los principios y políticas de la Cía. Mientras otros de su generación cumplen fervientemente cada jueves con el rito del "doparti", él se queda hasta tarde ideando eficientes soluciones de todo tipo. En su vocabulario son muy comunes las palabras flujo, expectativa, implementación, desarrollo, capacidad. Conoce todos los programas para empleados y sabe siempre encontrar informacion en intranet. Pasados unos meses, siendo ya efectivo y habiendo convencido a todos de que es imprescindible, se retira para hacer un master en EEUU o Dinamarca.

La figurita difícil: El capo que no sabe que es capo. Tiene mas de 40 años y menos de 60. Es oriundo del interior y mantiene esa simpleza campechana. Maneja temas importantísimos, confidencialísimos y sumas millonarias, pero hace chistes pavotes en los pasillos y pregunta a la pendejada cómo andan en sus estudios. Sabe el nombre de casi todos los empleados. A la hora del almuerzo puede tanto sentarse con los powers o los cadetes, indistintamente, y ambos grupos se sienten a gusto con él.

La figurita transfer: El extaptriado que nunca se adaptó. Es simpatico y eso hace que la gente le sonría cuando él les habla, pero nadie entiende una palabra de lo que dice: su léxico es un muestrario de todos los paises por los que anduvo.
Cuando todos discuten de fútbol, el se aburre y se queda callado a un lado, participando solamente cuando se traen a colación los muñecotes usados en los mundiales.
En las fiestas de fin de año se viste pésimamente y se va muy temprano.

La figurita con brillantina: La Mejor. Es una secretaria que no solamente es (muy) linda, sino que tiene una voz agradable, se viste genial, es simpática, amable y se lleva bien con todo el mundo; incluyendo las otras mujeres de la oficina, concientizadas al fin de que con ella no se puede competir. En las reuniones extralaborales es divertida pero no una loca descarrilada. Cuando camina por los pasillos, todo el personal masculino se derrite a su paso, pero nadie se le anima, porque la ven inalcanzable. Dicen las malas lenguas que sólo uno pudo con ella que, claro, desde entonces pasó a ser reconocido como "el que se agarró a la mejor".

La figurita plastificada. La indestructible. Secretaria también. Es muy deportista y gana en cuanta competencia se anote. Además es supereficiente. Consigue todo. Sabe todo. Responde todos los mails, incluso señalando escandalosamente equivocaciones de compañeras. Nunca se sabe qué le pasa, su cara es la misma siempre, ya sea contando que su hija se recibió o que se se está divorciando. Trabaja muchísimo, pero no se le nota porque nunca aparenta estar cansada. Algunos sospechan que en lugar de sangre, por sus venas corre líquido para frenos.

La figurita que no sirve. El que no se adaptó a los cambios. Tiene mas de 60 años, es ingeniero y la gente lo trata de Ud. y por su título. No sabe trabajar en equipo, cree que los sistemas son una porquería y desconfía de internet. Pierde tiempo yendo al banco al mediodía porque el cajero automático tambien le genera dudas. Prefiere escribir a mano todo y es el único que usa liquido corrector y papel carbónico. Tarda años en explicar algo simple y sus compañeros de trabajo no lo soportan, pero aguantan pacientemente recordando que en par de meses se jubila.



4 ene. 2006

Morning Glory

El colectivero que dice buen día. El apuesto caballero que sube en Callao. El acertado estilo y charme de la chica rubia y bajita que se sienta por la mitad del coche. Las señoras que me alertan que tengo la mochila abierta o la etiqueta de la ropa nueva colgando. El recorrido lineal y prolijito. Los eventuales extranjeros. Que los lectores tengan ejemplares de Saramago sobres sus faldas y no Coelhos o Bucayes. Que la gente que viaja parada se acomode bien en el fondo y recien de ahí en mas vayan ocupando lugares adelante. Los 2 o 3 que toman Actimel. Que casi nadie habla por celular a los gritos.


Creo que aunque tuviera un avión para mi sola, seguiría yendo al trabajo en la línea 26.

3 ene. 2006

Maldita costilla

Creo que no debe existir algo mas patético que dos mujeres, dejadas ellas por sus respectivos, que se reúnen las tardes de verano a escucharse y desahogarse. Las conversaciones adoptan una estructura cíclica, comenzando con confesiones y alguna que otra lágrima para terminar con una serie de tips y resoluciones poco creíbles, que ciertamente jamás serán cumplidos. O por lo menos en el corto plazo.

Todo esto con intermitentes -y fallidos- intentos de derivar la charla a temas un poco mas felices como los intereses de cada una de ellas, que inevitablemente y vaya uno a saber como (todo puede tener que ver, un andamio con el regalo que trajo el caballero 1 desde tierras lejanas, el gen BRC 1 con aquel viaje soñado junto al caballero 2) confluyen en la consigna original.

Lo que sigue a continuación es una escueta secuencia de una de éstas típicas sesiones:

1)Estoy mal, es un tarado, no sabés lo que me dijo
Lágrimas

2)A mi nunca me habia pasado algo así, siempre la que deje fuí yo
Manga secándose las lagrimas, sonrisa de orgullo idiota por lo antedicho.

3)Bueno, igual un poco me lo merezco, alguna vez me iba a tocar
Sumisión, tolerancia.

4)Ademas no tenía ni ésto ni lo otro, no era caballero, cantaba mal y se ponía unos zapatos espantosos. Y en la cama ni siquiera tanto. Fué. Menos mal que pasó ahora y no más adelante.
Ademas tengo mas tiempo para: el proyecto, el estudio, la obra.
Seguridad, autodeterminación. El Progreso se asoma de manera incipiente.

5)Y bueno, este (Santi, Mati, Diego, Seba o nombres así, cancheros) conque salgo ahora...esta todo bien, la pasamos lindo, es un bombono, pero tranqui...
Sonrisitas complices, la interlocutora hace gestos de aprobación con la cabeza.

6) Y sí, (Santi o Mati o Diego o Seba) es mejor, yo que sé...lo que pasa que ellos tienen una vida muy rosa, no como él (caballero 1 o 2), que le pasó de todo, pobre, hay que entenderlo también...
Punto maximo de la comprensión, él no me quiere pero yo no lo odio y quiero que sea feliz

7) ...pero yo lo podría haber ayudado un montón, es un infeliz y se va a quedar mas solo que un perro, ojalá fracase en todo lo que haga y su casa se le caiga a pedazos y se contagie una enfermedad venérea que le impida tener sexo, para siempre.
Vuelve al punto 1, posiblemente para no terminar nunca mas.