16 nov. 2009

Cosas de mis amigas III: Viajando por un sueño


Me permito hacer un refrito de este post para contarles que una amiga mia acaba de cumplirle la fantasia a cientos de miles de mujeres. A todas las que alguna vez soñamos con casarnos y tener bebés con un compañero de asiento del colectivo que olía estupendamente y tenía ojos color del mar.

Bien, resulta que Sole se subio una tarde como cualquier otra al colectivo 41, que la lleva del curso de la residencia hasta su casa. EL curso es realmente agotador y su viaje tiene una duracion estimada de 40 minutos, asi que acepto sin contemplaciones el asiento que le ofrecia un desconocido que, ademas, era un Adonis MAL. Él se quedo parado cerca e intercambiaron sendas miradas durante todo el trayecto. Hasta acá todo habitual.

Sin embargo, cuando mi amiga se acerca hacia la puerta a tocar el timbre de su parada, el agraciado chico se ubica detras suyo, le pone una mano en la cintura y cuando ella se da la vuelta LE PEGA UNO DE LOS MEJORES BESOS DE SU VIDA
.


Ni bondage, ni HMH ni africanos cubiertos de aceite . Para mi ESA es la historia más hot del planeta.

11 nov. 2009

Mucho más que dos


Hay parejas que te hacen involucionar, parejas que te estancan y parejas que te inspiran y te vuelven mejor persona.

I) Las que te hacen involucionar pueden, a su vez, dividirse en dos subtipos: relacion parasitaria o relacion simbiotica.

a.-En la parasitaria uno de los miembros descolla mientras el otro se consume en un averno de falsa tolerancia (porque en realidad es un conformismo mediocre). Es, por ejemplo, el caso de cuando se juntan una persona muy manipuladora y celosa (controlador) con otra de carácter débil (controlado). El manipulador ve florecer su manía y se siente totipotencial. Su poder suele crecer en base a críticas contundentes y constantes hacia el débil, quien empezará a vestir diferente, alterar sus planes y hasta cambiar su humor. El cuadro es tan florido que los de afuera se dan cuenta de todo rápidamente y hacen entrar en razón al controlado que, con suerte, un dia se cansa de todo y pega un portazo para no querer saber nunca más nada del controlador.

b.-En la simbiotica no. Aca ambos dan rienda suelta a un defecto que comparten y se amparan en esa suerte de política tácita que tienen las parejas "si vos hiciste tal cosa, entonces yo tambien puedo", sin importar si eso es deletéreo para uno o para ambos. Lamentablemente, estas vínculos suelen durar bastante más de lo que debieran, mas que nada porque las personas que suelen hacer entrar en razones (los amigos o la familia) no pueden advertir el problema. A diferencia del caso anterior, no hay uno que se exacerba a costa del otro sino que, mas bien, los dos se contagian de una suerte de delirio de amor patológico que suele llevarlos a la ruina. Es el caso de las parejas en las cuales los dos integrantes son personas muy agresivas. La agresividad afecta entonces de manera triple: a los dos integrantes y a la relacion en si.

II) Las relaciones estancadas, por otra parte, transmiten quietud y cierta desesperanza. Como un charco de agua podrida. Aqui, por algun motivo que ignoro, la relacion queda paralizada en un determinado momento para nunca retomar la curva de crecimiento. Empiezan, como todas, con conocimiento, fascinación y aprendizaje, pero cierto tiempo es como si se congelara. No proyectan, no crecen, no se reinventan. Son esas parejas que llevan 10 años de novios y siguen teniendo el mismo tipo de vinculo que cuando salian en la secundaria.
Creo que es a lo que mas miedo le tengo.

III) Finalmente están las relaciones que te hacen mejor persona. Es el sueño de cualquiera y creo que lo que más se acerca al amor verdadero. Curiosamente y a mi modo de ver las cosas, la crítica vuelve a ser uno de los pilares. Como en el primer grupo, pero no. Creo que la diferencia sustancial está en que en el grupo I se critica pensando en uno. O sea, los dominantes critacan al dominado como forma de revalorizarse a sí mismos y de seguir teniendo cierto grado de poder y control.

En este grupo, en cambio, la critica funciona como un cable a tierra, una mirada que sin llegar a ser absolutamente objetiva es neutral y, mas que nada, se hace pensando en el bienestar del otro. Entonces, al fin del dia volves a tu casa y tenés a alguien dispuesto a observarte y sugerirte qué cosas deberias mejorar, agregar o hacer diferente.

Como un coach de espíritu, un gurú inspirador o simplemente un compañero con el que te dan ganas de crecer juntos.


Todo por dos pesos


Quizas para algunos es obvio, pero yo acabo de darme cuenta recien (amasando ñoquis). En las parejas en general siempre hay uno que se mantiene o incluso baja de peso y otro que engorda. Ese, el que engorda, termina siendo la gran mayoria de las veces el que desatiende la relacion, el que se queda dormido, el que vive a medias, el que no rema, el que no se da cuenta. Hasta que un dia el flaco le dice que ya no lo ama y no puede seguir asi.