24 sep. 2006

Confesiones de Primavera (y de Domingo. Un espanto, bah)

Lo que tenés, Princeso, que nunca vi, que nadie tiene y que nadie va a tener jamás es ese hambre de vivirse la vida pero sin ansiedad, esa aversión no patológica, esa alegría disfrazada de deseo, pero deseo del feliz (porque la alegría es justamente eso) y no del urgente.

Y vuelve, de golpe vuelve todo. Se va lo demás, se van los demás y me quedo sola con el domingo y con todo el recuerdo que se me viene encima, con lo que éramos y con lo que te extraño.

Y te dije que sí pero es mentira, no quiero que seas feliz. Ni un poco.
Quiero que sufras y te caigas y te retuerzas del dolor como yo.

Tu felicidad me sofoca y me humilla, porque es darme cuenta de que todos tienen razón: que somos incompatibles, que vos necesitas a la chica buena que te cocina el sábado al mediodía con un delantal a cuadros y no a la que te quiere llevar de la mano a estamparte la cara contra la belleza del mundo, a la que te llena de tranquilidad y no a la que te tapiza de inquietudes, a la que junta piedritas en la orilla del arroyo y no la que se zambulle en agua helada. Vos estarías (estas?) mejor con la que usa chatitas-con-punta-redonda-color-pastel y no con la que se desliza sobre stilettos rojos.

Igual, yo no soy de resignación fácil así que intenté la metamorfosis y todo: me compré zapatos celestes, hablé con curas y aprendí a hacer milanesas. Pero no hay caso. A mí me queda mejor el papel de ex conflictiva o de la novia devenida en interlocutora de charlas necesarias (para vos) que el de compañera mansa y duradera.

Y en el camino, por necedad o por despecho, claro, la sigo embarrando. Cuestión de ser cada vez menos digna.

19 comentarios:

Luna dijo...

arriba el animo... calzate eso stiletos rojos de los que hablas y sali a llevarte la vida por delante

y él... dejalo algún día se va a morir y vas a ser felíz...

promqueen dijo...

clavale el estiletto en la yugular y listo! Move on!!!!

Betty Carol dijo...

luna: son esos momentos mamaracho que una tiene los domingos a la tarde.

Hoy estoy en pantuflas, pero nada quita que el finde que viene me suba a mis zapatos rojos y le saque viruta al piso de Club 74 (Bueno, chispas)

prom: no puedo. Si lo tengo enfrente me inmovilizo patéticamente. Pero por ahi contratando a alguien que haga el trabajo sucio por mí....ahora, los stilettos me delatarían MAL.

yo dijo...

fundamental el de talle de loszapatos celestes.

gonzalo dijo...

zapatos celestes, una exelente idea.

Betty Carol dijo...

yo (que lindo verlo de nuevo), gonzalo (bienvenido): los zapatos celestes son un destastre, no van conmigo ni con mi estilo ni con nada. Quedan bien nada mas que cuando me disfrazo con el ambo para ir al hospital. El hábito no hace al monje (y lo digo por los zapatos, no por el ambo, claro)

la lengua de midas dijo...

Muy buen blog y excelente el primer párrafo. Yo entiendo la angustia del domingo pero a Ud. le viene literariamente bien.
No se de por vencida, los miedos hay que exorcizarlos.
Lei el blog anterior sobre los besos en la panza: ¡¡¡¡hot, hot, hot!!!!

Señor K. dijo...

Yo creo que ocurre una alteración del espacio-tiempo, que te devuelve (pero sólo como espectador) a aquel momento que creías superado. Esta anomalía en el funcionamiento del Universo puede darse tanto un domingo a la tarde, como un lunes a la noche.

Betty Carol dijo...

lengua: gracias por todas las cosas lindas que dice.
Y lo del primer parrafo...me encantaría que fuera una exageración más de tantas que tengo, pero no. Es TAL CUAL. Es verlo, adorarlo, admirarlo y enamorarse hasta la médula.

El post anterior era sobre besos en la PLAZA, no en la panza. Ojo, que eso no quita que no se pueda besar a alguien en la panza en la plaza, pero ahi ya entramos en otro tema contundente que es ponerse a ver quien llegó más lejos en una plaza.
Yo, base 3 (según la delineadísima clasificación de Enrico en los comments del post anterior)


señor K: es medio como que me viene cada tanto y siempre lo percibo como "ay que angustia, qué es esto". Un Jamais Vu. Eso es.

ReinaCoral dijo...

CHAN, lo que me faltaba!!! no me diga que ud. va "alclub", hace tanto que no voy, me encantaba!

la lengua de midas dijo...

OOOPPPPSSSS, lapsus linguae con lo de la plaza y la panza. Sin palabras. Alquilen sus balcones señores!!!
De todos modos no se me hace muy cómodo eso de besar en la panza en la plaza. Menos aún en invierno, es muy engorroso con la ropa.
Lo del primer párrafo es absolutamente cierto y no sólo palabras lindas.
"deso del feliz.... y no del urgente". Simplemente excelente.

Nefastas dijo...

gorda, hay hombres que quieren dominar y mujeres dispuestas a ser parte de eso..
ud no es una de ellas, no quiere un dueño en su vida, quiere una pareja, al par, al compañero, al combo...no a un jefe, ni uno que mire de reojo esos zapatos rojos que tengas puestos...
sino a ese que te mire con cara de esta noche te mato cuando ud le muestre esas medias de red con ligas que se acaba de comprar...
cuando llegue ese, ya verá...cuesta entender porqué no funcionó cuando una tiene todas esas cosas de las cuales se enorgullece...cuesta creer que eso hoy x hoy espanta a muchos hombres...

Luna dijo...

querida betty carol:
entiendo tus momentos mamacho tendrías que verme a mi...
o mejor no te podés asustar

Betty Carol dijo...

re-ina: no voy muy seguido. Pero cuandosí La Rompo. Me pongo toda la ropa que adoro y me da vergüenza usar en otras situaciones y me la paso contestando que sí, que hago danza.
Me encanta el clus.
Ja, y la rompo suena re 90´s.

lengua: deseo del urgente suena escatológico, no me gusta.

nefa: a mi me vuelve un poco la esperanza cuando usted me comenta. Gracias.
Igual lo de las medias de red....not so much. Guardapolvitos e instrumental médico tengo a morir, a lo sumo le hago una enfermera.

lunaia: no entendí bien cómo estaba armada la oración en su comment. A que está en un momento mamaracho!!!

la lengua de midas dijo...

"Escatológico" tiene más de una acepción. Creo que su frase es celestial (aunque pueda sonar exagerado)y en consecuencia, escatológica con todas las letras.
A mí no me sonó feo.
Pero es verdad que hay urgencias cuyo deseo es netamente escatológico y no sólo pueden sonar feo, sino verse, olerse, palparse e incluso saber feo.

M. dijo...

Hay que crear un lugar donde todos los depresivos de día Domingo lo pasemos todos juntos, viendo tele, escuchando música, casettes de Tangalanga, hasta conociendo gente, o esperando a que el Domingo pase en el peor de los casos.

reptilia dijo...

Siempre hay uno que siempre produce eso de inmovilizarnos, inhibirnos y movernos el piso mal, a pesar de habernos autoconvencido y recontrajurado que a "él" ya lo habíamos reee superado... maldito.

Lo de los zapatos celestes al lado de stilettos rojos... no hay comparación, ud. va por el buen camino, más si los zapatos son con punta redonda, impresentables.

(me adhiero, en general son feos los domingos, todo el día entero... en caso de tener que atravesarlos con uno mismo está bueno planear algo de antemano, una idea es pot + sobredosis de family guy o similar... creo que ud. había dicho que no era muy amiga de eso, pero lo puede reemplazar por alguna bebida blanca o algo de su agrado, la idea sería olvidar el hecho que es domingo, que no es nada más que la previa al lunes, feo feo).

Betty Carol dijo...

lengua: Agh, le ruego que no ir vuelva a decir algoasí.

m. de todo lo que más me gusta es sentarse a esperar. Yo, al menos, necesito la cuota de melancolía del domingo. De no existir, caería en la manía.

reptilia: Ud. entiende. Punta redonda es lo menos.
Bueno, igual mi último autoregalo es un par de zapatitos morfológicamente ñoños con punta redonda. Pero son rojos, claro. Los necesitaba para completar el look de estudiante aplicada cuando voy a rendir exámenes.

A mi los lunes me encantan, porque cuando estoy ocupada no pienso estas pavadas.

Anónimo dijo...

si, si y si, no recuerdo como pero de alguna manera tu blog se encuentra en mi carpeta de favoritos, que decirte, ese lamerse las heridas de esa manera, cuantas veces le damos la vuelta a mil ideas a diez mil libros que nos dicen lo estupido que somos, o ese amigo que viene con toda una bateria de frases new age, y que nos importa! el dolor esta ahí, y luego el psicologo que mira el reloj constantemente porque somos el paciente numero mil que ha sido abandonado, y el dolor sigue ahi, y si, hay que seguir...y tratar de imaginar que esa persona que se extraña con hambre, con tristeza, con la piel, con los ojos, con las manos, los labios y un infito etc, no es tan feliz y que todavia significamos algo, si, si y si...