14 oct. 2006

Glam Hospital II

Lo bueno de enamorarte de un residente es la falta de obstáculos para La Conquista:
  • Con convidarle una pastilla o caramelos, te empieza a saludar en los pasillos.
  • Si le llevás un café, además te habla.
  • Café más medialuna, beso.
  • Café con leche y medialuna de jamón y queso, beso más apasionado con ulterior abrazo.

  • Hamburguesa en bolsa de papel, acepta ser tu novio.
  • Combo Premium Doble Cuarto de Libra con Queso (con papas y gaseosa mediana), acepta ser tu marido.
  • Combo Premium Doble Cuarto de Libra con Queso (con papas y gaseosa grandes), acepta ser tu marido y, además, te deja mirar las historias clínicas de la sala.

10 comentarios:

Nefastas dijo...

ahhh pero que lindorrrrrrrrrrr
todo pasa por la pancita...tarde o temprano se va develando el secreto...
y si le lleva el lemon pie que aprendió a hacer? ...qué son capaces de hacer??

la lengua de midas dijo...

Jajajaja.
Veamos otras ventajas:
* El juego del doctor es algo natural.
* El divorcio es fácil, se cierra la cocina y ya.
* Si se lo combina con bebidas alcohólicas la experiencia se maximiza.
Desventajas:
* Tanta comida conspira contra la figura.
* Siempre hay alguien que tiene una especialidad culinaria imposible de copiar.
* Las relaciones de este tipo a la larga producen empacho.

Luna dijo...

jajajajaja buenísimo!!!

usted siempre da en la tecla

Betty Carol dijo...

nefas: Se imagina??? Me consigo un marido residente, pero de cuarto año, mínimo.
O me ofrecen ser Directora. No sé. En el Hospital de Clínicas un lemon pie cotiza alto, hay mucha miseria.

lengua: era mas inocente lo mío.
Lo que uno come lo baja subiendo escaleras (parece un juego de palabras, pero es así, los ascensores no andan).

Luna: Igual lo que yo quiero es que me dejen leer las historias clínicas, no un marido.
Pero bueno, viene con el combo.

la lengua de midas dijo...

Es la triste realidad que enfrentamos cotidianamente, nada funciona como debería. El mundo ideal no existe.
Al menos las escaleras ayudan a mantener la figura.
Ahora cada vez que alguien me ofrezca o me regale un lemon pie no podré dejar de buscarle la doble intención (inocentemente claro está)

promqueen dijo...

jajaja veo que tiene toda la situation analizada!

ditd dijo...

¿Y qué se debe hacer para que le consigan morfina a uno?

M. dijo...

Yo lo llevo a un sushi libre y que me deje serle infiel.

Señor K. dijo...

Disculpe, temo no entender muy bien el mecanismo de la residencia, o lo que sea.
¿El (médico?) residente tiene alguna jerarquía especial, que hace deseable su trato?
¿Ud. es residente?
¿Los residentes no saludan y/o hablan con las chicas a menos que les conviden con algo? ¿estamos todos locos?
(¿Tiene que ser Mc Donald's, sí o sí?)
Saludos.

Betty Carol dijo...

lengua: alégrese de que le regalen lemon pie y ya.

prom: yo tendriía que haber sido actuaria. Igual con los tumores me fue joya, debe ser que los temas no difieren mucho entre si.

ditd: bienvenido. No se qué tendria que hacer...supongo que por empezar debería haber morfina en el nosocomio. No creo que el hospital donde curso (Clínicas) sea el caso.

m. Imposible. Son cautivos y no los dejan salir del hospital. Piense un plan B.

señor k: lo único que tienen los residentes que a mí (que estoy en 4to años de la carrera) me interesa son las historias clínicas.
No saludan porque son zombies que no duermen y corren todo el día, no por antipáticos.
Estamos todos locos, pero eso no es nuevo.
Mc Donald´s es lo único que a mí se me ocurre. Si estudiara otra carrera tendria más tiempo para aprender recetas, pero no necesitaria las historias clinicas, asi que no sé cuánto sentido tendría, entonces, dominar ese milenario don. Bu.