9 dic. 2008

La prima de Ondina


En la mitología germánica, Ondina era una ninfa del agua. Como todas las ninfas, era hermosa e inmortal. La única amenaza para la felicidad eterna de las ninfas era enamorarse de un mortal y dar a luz al hijo fruto de la relación, ya que eso significaba la pérdida inmediata de la inmortalidad. Pero Ondina se enamoró de un audaz caballero (Sir Lawrence) y se casaron. Tras pronunciar los votos, Sir Lawrence dijo: “Que cada aliento que dé mientras estoy despierto sea mi compromiso de amor y fidelidad hacia ti”. Un año después del matrimonio, Ondina dio a luz al hijo de Lawrence. Desde ese momento, ella comenzó a envejecer. Mientras el atractivo físico de Ondina se iba desvaneciendo, Lawrence perdía el interés en su mujer. Una tarde, mientras Ondina estaba caminando cerca de los establos, escuchó el ronquido familiar de su marido. Cuando entró al establo vio a Sir Lawrence recostado en los brazos de otra mujer. Ondina despertó a su marido rápidamente, le señaló con el dedo y pronunció su maldición: “Me juraste fidelidad por cada aliento que dieras mientras estuvieras despierto y acepté tu promesa. Así sea. Mientras te mantengas despierto, podrás respirar, pero si alguna vez llegas a dormirte, ¡Te quedarás sin aliento y morirás! Sir Lawrence se vió condenado entonces a mantenerse despierto para siempre…

En la vida real la Maldición de Ondina existe y se emplea en medicina para definir a la hipoventilación alveolar primaria. Permítanme contarles que en los seres humanos la función respiratoria tiene dos maneras de ser controlada:
  • hay una regulación consciente, ya que nosotros podemos aumentar o disminuír la velocidad a la que respiramos voluntariamente (prueben ustedes en sus casas)
  • otra inconsciente, comandada por centros jerárquicos ubicados en el bulbo raquídeo. Esta última es la que permite que, cuando estemos durmiendo o pensando en otra cosa, el patrón ventilatorio se conserve gracias a sensores que detectan niveles de gases en sangre.
Los afectados con el Mal de Ondina pierden esa capacidad de regulacion inconsciente, razón por la cual tienen que ser sometidos a asistencia respiratoria en los períodos de sueño.
Básicamente, si no se acuerdan, no respiran. Y si no respiran se mueren.

Todo esto viene a cuento de que yo debo tener algo muy similar en mi centro hipotalámico regulador de la sed ya que acabo de pasar dos días enteros sin tomar ni una gota de agua. Por ahí llega el momento en el que la gente se da cuenta y me mira fijo hasta que me termino la botellita de agua mineral del almuerzo o el vaso que viene de cortesia con el café, pero es como una tarea más. Yo nunca tengo sed. Mi mecanismo es alarmantemente débil y se me confunde con hambre, sueño o ganas de cantar Cristian Castro en el karaoke. Me siento mal y me automedico, me pongo crema, salgo a caminar, bailo un rato, me compro una remera.

Es más, en este momento me atraviesa una crisis de identidad: estoy empezando a sospechar que quizá todo lo soy y lo que digo, lo que pienso y lo que hago, lo que cuento y lo que leen no sea en realidad otra cosa que sed.


17 comentarios:

Diego dijo...

De la sed o no sed (jojo), no se; pero que saciaste mis ganas de leer lo que escribis, eso, seguro.

Betty Carol dijo...

Pero! me di cuenta que esto iba para el blog mas serio, pero ya esta.
Este desorden es muy caracteristico de estos dias de estuido violento e insano.

No puedo parar de escuchar los destellos. Adorolo.

Maria Paula dijo...

La Ondina del Estanque, como figura en una coleccion de libros de cuentos q herede d abuelita, era mi cuento favorito de chiquita.
Y ahora que pienso, los mejores cuentos eran los de antes, ahora todos terminan bien, antes todos terminaban muertos.
No puedo creer que no recuerdes tomar agua, tene cuidado!

Vulgar dijo...

Me siento una nena de 3 pidiéndote más cuentos..

Betty Carol dijo...

maria paula: ayyyyyyyyyy lo busque y lo lei. Creo que no lo conocia. Es muy hermoso.
Los cuentos de antes eran lo mas. Yo de chica (ademas de muy ñoña) era fan de la cenicienta y me lei todas las versiones. Habia una que me fascinaba en la que todos los personajes acababan muertos o con heridas tenebrantes.
Rock.

vulgar: bueno, prepararé un post
sobre la progeria y le inventaré una leyenda con dioses o ninfas.
El politeismo da mucho material para inventar historias. Amo.

Diego dijo...

Tendrías que leer el último libro de Galeano entonces.

Vulgar dijo...

Betty: andá a la fuente, tenés que leer 'Las Metamorfosis' de Ovidio. Es medio largo, pero vale la pena. Te cuentan todos los mitos griegos, pero como si fuera una sola historia, porue se van encadenando los personajes. Es excelente.

Ire dijo...

El post es muy bello, así bello como 'lo bello' kantiano, da una sensación de placer sin que esto implique un interés en el existir del objeto, es decir que de tan bello no le prestamos atención al contenido: Betty tomá algo que te queremos viva.

a mi me pasa igual! está bueno, si alguna vez se llega a dar que nos perdemos en el desierto, morimos sin sufrir!

elRober dijo...

Yo tengo una teoría para este tipo de cosas (mi prima lo usó para su adicción al cigarrillo y le resultó).
Consiste en ponerse horarios para hacer algo, como por ejemplo dejar de fumar.

Uno siempre dice "tengo que dejar el pucho" cuando en realidad la psiquis debería trabajar al revés: "tengo que fumar 3 puchos en el día", por ejemplo; como si fueran pastillas.
Uno a las 10,30; otro a las 3 y otro a las 8... no sólo se disminuye la cantidad sino que también se cambia el hábito.

Lo mismo para su sed: tengo que tomar una botellita de agua a las 10,30; otra con la comida, otra a las 4 de la tarde y una con la cena.

Creo que le puede ayudar.
Sino, enchúfese una manguera en la boca y déjela abierta todo el día, así toma lo que quiere nada más. Para secarse use un trapo.

Beso.

Mike dijo...

¿Doc? dos litros por día

Andy W dijo...

Yo quiero que hagas lo que sugiere Rober. Pero necesitás fotógrafo, me postulo.

(eso sí, con ades es más divertido)

Betty Carol dijo...

DIego: bueno, lo leeré. Tengo en la lsita de espera uno de Massinger, el papa nuevo. Y despues leo el de Galeano.

Falta tan poco para recuperar mi vida!!!

Vulgar: bueno, leo ese también. Me encanta el puterío de la mitología griega. El dia que algun guionista de la tele se ilumine se llena de oro.

Ire: ni me lo nombre a ese.

elrober: empecé a hacer eso con botellitas, me tomo una en cada trayecto que hago. Y como yo voy del hospital a la oficina, de ahi a danzas, de ahi a estudiar con mis compañeros, de ahi a tomar una copa, medio que funciona. Pero a veces me parece que tambien tengo hambre y cambio la botella de agua por un pan. Vaca mal.

Mike: si... ya se. Tambien fumo y como todo frito, pero no todo es nada más que teoria>>acción.

andy w: seguro, o con crema de enjuague.

Me drogo y vengo dijo...

si fumaras, sentirías la sequedad de boca que OBLIGA a tomar algo. es un buen regulador...

f dijo...

ME PASA EXACTAMENTE LO MISMO!
que flaaaaaaaaaaaaaaaaaa =D

yo tengo "suerte" y mi cuerpo me avisa bien claramente: el exceso de calcio (relativamente hablando, con menos agua aumenta la concentración) se transforma en arena en los riñones. cuando me pongo verde y me duele todo es que me falta agua
salu!!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

guaauuuuuuuu me encantó le final!! y en ultima instancia, ser y sed, podrían ser tambien el mismo verbo, no?

saludos, te leo desde, que parezca un accidente.


besos

theremin dijo...

Betty, a mi me pasa lo mismo!!! es más, muchas veces estoy en casa y digo "che, me está doliendo la cabeza" y mis parientes en seguida me preguntan "cuanto hace que no tomas agua", ahi me acuerdo, todo un poco, y todo bien.

Loki dijo...

No solo me ocurre lo mismo con la sed, sino que me sucede lo mismo con el hambre, sencillamente no las siento. Como theremin llego al extremo de que me duela la cabeza y antes me tomaba una aspirina hasta que descubrí que lo que me aliviaba era el vaso de agua que la acompañaba... Resulta curioso que ahora se esté hablando acerca de la escasez de agua potable que va a afectar al mundo en un futuro cercano, después de todo parece que contamos con algun tipo de ventaja evolutiva. Ahora que lo pienso deberiamos organizarnos para transmitir nuestra particularidad a las nuevas generaciones, se me ocurre que utilizando el metodo tradicional de combinación genética y salvar a la humanidad de la extinción. (Todo sea por la supervivencia de la especie, pienselo)