30 mar. 2014

RSF V: Primera posición

Aunque me moría de sueño y el sake me arrullaba  con esa calma felicidad que da, no pude dormir casi nada. Estaba inquieta y ninguna posición me dejaba descansar. 
Durante las 5 o 6 horas siguientes me puse de un costado, de otro, subí una pierna al asiento, me estiré boca arriba, boca abajo, trate de hacer ángulo con la ventana y una almohada, de apoyar las rodillas en el asiento de adelante. 


En algún momento  de las 35 veces que me acomodé el chileno me dijo “nuca vi a nadie con tantas posturas al dormir”. De haber estado en otra situación emocional le hubiera contestado una barbaridad. 

No hay comentarios.: