28 oct. 2006

Soy Linda?


Hace un tiempo, leyendo una revista femenina, enfurecí ante una nota que le
hacían a una Dra. en Física cuyas cualidades más floridas eran (segun la autora del artículo) dos: se destacaba por ser, además de una prestigiosa científica, sexy.

En general, cuando uno lee una reportaje de este tipo, supone informarse acerca de hallazgos profesionales, descubrimientos o trabajos de investigación dirigidos por el entrevistado; suele haber citas de revistas de ciencia o, por lo menos, alguna que otra reflexión acerca de la realidad educativa del país.

Pero no. La nota en cuestión hacía hincapié en la conjunción de sus minifaldas y pelo rubio con su título universitario. Anunciado con bombos y platillos.

Como si fuera una novedad, una rareza, un hallazgo.

Como si para ser investigadora o profesora fuera necesario, además de conocimiento de posgrado, ser un adefesio.

Como si plasticidad neuronal y plástica mamaria fueran excluyentes.

Para mi, la mujer inteligente no puede serlo completamente si además no es sensual, bella, o de alguna manera atractiva.
Es que hoy por hoy, ser linda tiene cada vez menos que ver con la naturaleza y más con la fuerza de voluntad o el tomar decisiones acertadas y sensatas.
Así que la que no es linda es, por propiedad transitiva, un poco estúpida.

Etonces admiro, celebro y aliento a las mujeres que son lindas y brillantes.

Ojo, no es una belleza como la de cualquiera. Claro que no. La belleza de la mujer inteligente parece fresca pero es una estrategia meditada con detenimiento. Ella no es linda, sino que tiene belleza. Y, consciente de eso, la maneja, la administra y la ultiliza según su necesidad.

A la linda inteligente, por ejemplo, jamás se le ocurriría quebrar la cintura, sacudirse el pelo con una mano o pasarse la lengua por los labios; domina, en cambio, el don de hacer pasar su belleza a segundo plano para dejar en evidencia sus capacidades cognitivas cuando la situación amerita, digamos un exámen o una entrevista laboral.

La linda inteligente jamás se insinuaría frente al novio de una amiga o de una hermana; más bien usa su belleza para generar envidia en la gente que no quiere y para seducir impercetiblemente a la gente que sí.

La linda inteligente nunca jugaría al hándball, al vóley o vendería lencería en una estación de subte; simplemente se destaca en actividades que la hacen verse aún más bella, por ejemplo pintar, sacar fotos o estudiar violín.

Por ese tipo de cosas mis alumnas preferidas no son las que tienen granos y anteojos de metal, sino las rubias con cara de turras, competitivas y desafiantes. Esas que cada vez que hablan en voz alta o pasan al frente saben que todas las miradas femeninas de la clase se les clavan en el cuello -como queriendo ahorcarlas telepáticamente- y las masculinas, un poco más abajo.

Y no es lesbianismo u obnubilación estética.

Es que la inteligencia tiene que ver con la capacidad de un individuo para ser feliz.

Y es, también, que a nosotras hay pocas cosas que nos hagan tan felices como sentirnos lindas.

18 comentarios:

Nefastas dijo...

totally agree...
lo que pasa es que con tanto gato dando vueltas que encima tiene cada vez más espacio en todo tipo de medios, pareciera que las generaciones que vienen piensan que eso es lo normal y no...NO LO ES!
por eso cuando hay una linda inteligente es que resalta tanto también...supongo...porque están todos tan acostumbrados a lo pacato de la otra oferta, que cuando aparece un especímen de estos no saben ni como manejarlo.
No se dió cuenta que los tipos por sobre todo suelen intimidarse mucho, a nivel laboral incluso, ante una mujer atractiva e inteligente y que sabe explotar su don???
mientras las mujeres sigamos permitiendo que se sólo se nos valore por un culo y unas tetas (ojo, no digo que no sean lindos ni importantes, pero no la base de todo) van a seguir pasando cosas como la nota que ud leyó...
porque no se si vió, pero las revistas destinadas a mujeres tienen siempre una mina en la tapa...en cambio las de los hombres en su mayoría..un culo de media página....

nadia dijo...

Me encantó. Coincido plenamente.

Una linda inteligente, aunque no sea Angelina Jolie ni muchísimo menos, siempre siempre se las ingenia para parecer hermosísima.
Además una mujer conciente de su inteligencia es segura.La mujer segura se ve y se hace ver bonita. Y así.

reptilia dijo...

HOOLAA!!!
Siempre pensé que la belleza está en los ojos del que mira, y así justifico todo lo creo acerca de ese tema. Claro que hay una belleza "standard" o algo así, pero bueno, lo que es hermoso para mí puede no serlo para otra persona.

Y hablo de la belleza a la que te referís vos, lo físico y lo otro, todo el combo. Envidio (con onda, claro) a las mujeres que logran sin problemas sentirse lindas y creersela. Lo de la autoestima, eso.

Me encantó lo de las actividades que nos hacen vernos aún más bellas, no pude evitar sonreir cuando lo leía, siempre odié el handball y saco unas fotos diviiiinas.

x.

Bestiaria dijo...

sabe q yo creo algo parecido? le decia a mi marido q admiraba a barbra streisand porq torció su destino de fea, como sarah jessica parker.
son mujeres que nacieron para ser feas. tienen narices enormes, caras con forma rara.... no nacieron con la cara de charlize theron, pero son sofisticadas, saben peinarse, vestirse, etc, y terminan siendo bonitas.

24centavos dijo...

Lei tu post y no pude más que recordar "El retrato de Dorian Gary" y la visión de la belleza de Lord Henry ligada al hedonismo.
Esta es una de las tantas observaciones que él hace y tengo marcada:
"(...)Ahora tiene ud. un rostro de una belleza maravillosa, Mr. Gray. No frunza ud el ceño. La belleza es una de las formas del genio, más altas que el genio, ya que no necesita explicación
(...)Con frecuencia se dice que la belleza es superficial como el pensamiento. Para mí, la belleza es la maravilla de las maravillas. Unicamente los que son superficiales no juzan por las apariencias. El verdadero misterio del mundo está en lo visible, no en lo invisible"
Recuerdo también que asociaba la belleza a la juventud, el permanecer joven al no sufrir disgustos y el no sufrir disgustos a no pensar.
En fin, creo que hay mucho de Lord Henry en esta sociedad. Y mucho Dorian Gray, con su cuadrito oculto en algún armario.
Quizá por eso sorprende tanto esta conjunción.

Betty Carol dijo...

nefa: para mí que los gatos se hacen las iméciles por eso que Ud dice que la mujer linda conciente intimida.
Para mí Karina Jelinek es ingeniera genetista, pero no dice nada porque eso no vende.

nadia: si, a pleno. Adoro el dominio que tienen.

reptilia: lo de las actividades es reasí. Nunca una que estudie economía (esas son lindas a secas) o que haga lanzamiento de jabalina.

bestiaria: es más. Tienen la habilidad de hacer que las lindas que las rodean parezcan nada más que "bonitas" simplonas. Y ellas, claro alzarse como ninfas exóticas inimitables.

24 centavos: es eso, lo de la genialidad. Exactísimo. Pero dicho con palabras más precisas que las que yo decidí usar.

Señor K. dijo...

Hola, Betty.
1- Y bueno, qué pretende encontrar en una "revista femenina".
2- Ah, no es lesbianismo? :(

Y ahora, hablando en serio, la actitud está muy bien, pero hay cierta belleza que ni la estupidez mas esmerada puede disimular.

Betty Carol dijo...

claro, pero esa es LA OTRA belleza.
La que se es, no la que se tiene.

Enrico dijo...

Es como decís, con todo lo que hay al alcance de la mano, ser linda no es tan dificil. Y los ejemplos que citaron de Streisand o Parker son muy acertados.
Sin dudas la inteligencia seduce y si se acompaña con un buen criterio estético más todavía. Una mina inteligente y con carisma, no necesita mucho más para verse linda. El problema es cuando descartan ese "algo más" y desperdician sus cualidades innatas, demostrando que no hay tanta inteligencia entonces. Es que inteligente y carismático se nace, lindo se hace.

]v[arucuturu dijo...

Lindo post (explico mi valoración o no hace falta? Digo, sus letras son tan bellas e inteligentes como usted debe serlo).

Tiendo a creer que eso de "las lindas son huecas" es sólo una manera fútil de aliviar el ardor que provoca en las mujeres sin magia el saberse (inconscientemente) grises.

Y no sólo no envidio a las smart&beautiful: puedo llegar a morir de platónico amor por ellas.

Lindo post.

la lengua de midas dijo...

En conclusión la verdadera linda inteligente lo que tiene es belleza estratégica. Por ello, juega con las armas que tiene y eso hace que sea no sólo bella sino atractiva.
Es ese tan conocido "no se qué" que deja a todos pensando. Y he ahí lo que Lord Henry denominaba genialidad. La combinación acertada entre lo visible y lo invisible, entre lo percibido y lo sugerido.
En otras palabras, una jugadora.
Se me hace agua la boca....

Clarixiña dijo...

Que lindo! Me encantó!!
Claro, porque si se es inteligente una tiene la capacidad para ser linda. Porque también es una cuestión de actitud.

gorrata dijo...

No es una actitud muy Cosmopolitan?

Saludos

Guille

Betty Carol dijo...

enrico: si, es evolución de las especies acon todas las letras y las lindas inteligentes vendrían a ser la expresión máxima de dicha metamorfosis.

Como el relato que hay en Cosmos, el libro de Sagan, sobre los cangrejos con caras de guerrero en el caparazón.


marucuturu: eso de que las lindas son huecas lo dijo la hermana del que inventó lo de que los petisos son bien dotados.

Yo también me enamoro. Pero MAL.

lengua: son fantásticas. En la facultad de medicina, está lleno.
Párese con un ramo de flores en la puerta y espere a su futura esposa.

clarixiña: Creo que fue Cocó Channel decia que no hay mujeres feas, sino haraganas.
Hoy es más inteligencia que voluntad porque ya no se necesita energía para hacer 4 horas de aerobics, sino lucidez para elegir el tratamiento de belleza más indicado y sensato.

Gorrata: bienvenido.
Una actitud muy cosmopolitan??? eso cree? vio alguna vez una nota en esa revista que haga referencia a la actividad de la telomerasa, al HTLV o a la teoría de supercuerdas??????

la lengua de midas dijo...

¡¡¡Por Dios!!! qué peligroso. Mire si nos cruzamos. No, no, abandonemos esas ideas subversivas por favor.

M. dijo...

Yo las divido en las chicas "producto" y las chicas "marketín". Las primeras tienen la materia prima; las segundas el "artificio": el gesto, la chispa, la fotogenia, la charla, la femineidad, su mejor ángulo totalmente detectado y estudiado y el comentario que te deja pensando y nos cuesta razonar… y a los hombres siempre nos gusta lo que nos cuesta.

La chica "medio pelo" inteligente puede pasarle el trapo tranquilamente a la chica Dotto con un poquito de dedicación y esmero si tiene la inteligencia para quererse un poco. Y aunque se suele asociar a la inteligencia como reñida de la felicidad, la chica "medio pelo" sin la inteligencia de quererse un poco está condenada a ser sumamente infeliz. O a salir con un orangután sin pretensiones.

Merlina!! dijo...

mmm.... ser linda o no... eso que importa??? acaso han visto un esqueleto lindo? o feo?? inteligente o bruto? la mera verdad todos somos iguales... eso de que lo visible es el verdadero misterio .. mm no lo entiendo que misterio pueder haber en algo que ves y conoces??? a decir verdad las mujeres tienen todos estos conceptos de belleza e inteligencia por estar leyendo cada dia estas trivialidades que se inventan como si fueran una cosa que de un dia a otro deciden arreglar a la vista y modo de pensar de otro. A ser cada quien como es... no se pierdan el hilo de sus vidas por estar pendiente de la actitud simpatia "belleza o cualidad de otro" mejor busquemos las nuestras propias y pongamolas a funcionar.... saluditos....

Betty Carol dijo...

lengua: está bien.

M.: inteligencia y quererse un poco está perfecto. Creo que sí, de eso se trata.

merlina: yo soy como soy pero también trato de superarme arreglándome para estar linda y cultivando mi intelecto, un poco porque soy ñoña y me divierte, otro poco porque me parece que la gente con competencias de este tipo tiene más posibilidades de conseguir lo que se propone.

Y no es vidriera.
Verme linda me hace bien A MI.
Sentirme segura con respecto a lo que sé de algunos temas me hace bien A MI.

La autoexigencia es la felicidad y no una mochila.