4 nov. 2006

Guía Básica de Besado

Concebida en el concurrido espacio para los comentarios, hoy les acerco la Guía Básica de Besado: un simple cursillo para disfrutar, a todo amor, aún más de esta espléndida primavera.
Se describe a continuación los tres pasos básicos para aprender de una manera rápida y efectiva la milenaria técnica del besado.

Como todo exámen semiológico (qué mas semiológico que un beso), dividimos el procedimiento en 3 pasos, a saber: inspección, palpación y auscultación. En realidad, en todo exámen semiológico existe uno más, pero no lo consideraremos porque no es aplicable en este caso.
1) Inspección: Mire a su compañero/a con detenimiento. Mire sus manos, mire su boca, mire cómo reaccióna cuando Ud. mira su boca.
Por ejemplo, si usted mira la boca de una dama y ella decide, en ese momento, hincar el diente en una hamburguesa triple, no insista. No quiere ser besada y un nuevo intento puede resultar molesto o incómodo para ambos. En cambio, si cuando mira su boca, ella lo mira a los ojos, tiene altas probabilidades de concreción.
Para las lectoras, si ve que el beso es inminente, no se quede sentada en su silla formando un ángulo de noventa grados entre su espalda y el asiento, más bien facilítele la tarea al caballero inclinando el torso levemente hacia adelante, sin dejar de mirarlo a los ojos. O Puede, incluso, ensayar una caída de párpados mientras avanza sobre la mesa, para terminar de abrirlos cuando llegue al punto final (la mitad o un poquito más).
Dentro de este punto se incluyen, además, observaciones de la arquitectura mandibular a fin de detectar sobreelevaciones, ortodoncia, tamaño de la boca, elementos como chicles o caramelos, tensión de los labios (si ve que esta propiedad escasea, sepa que recibirá un beso "blando" y tal vez pueda retirarse a tiempo)

2)Palpación: El contacto de manos es muy importante cuando de un primer beso se trata.
Un detalle encantador es, siempre y cuando perciba que será correspondida -si el mira su boca por ejemplo-, tomar con el dedo meñique de su mano el dedo meñique de la del caballero.
O mano sobre mano.
O enlazar 4 últimos dedos con 4 últimos dedos.
Este sencillísimo pre-test le permite confirmar la estabilidad del suelo. O , dicho en terminología hídrica, si hay agua en la pileta.
Por otra parte, la mano en la boca posterior al beso, adquiere un carácter afrodisíaco o inmensamente tierno, según la presión que haya deseado utilizar y el recorrido decidido.
Puede deslizar suavemente el dorso de un dedo sobre la boca de su compañero/a, intentar entreabrila apenas o sencillamente esbozar una simple caricia una vez terminado el beso.
Estrujarle los labios y hacerle como un conejito queda rotundamente prohibido.

3) Auscultación: una vez que se hayan besado, retomen la conversación y vuelvan a otro beso un poco más tarde.
Corren, de no ser así, el riesgo de convertirse en el centro de atención del lugar.
O de morir por asfixia.
Y además es maravilloso escuchar hablar a alguien teniendo ganas de besarlo.

APÉNDICE I O ANÁLISIS COMPLEMENTARIOS
Si todos estos pasos se cumplieron satisfactoriamente, puede acudir a técnicas un poco más invasivas, como es el (buen) uso de la lengua. Al segundo o tercer beso puede comenzar a utilizarse este poderoso músculo. Que sea fuerte no quiere decir que tengamos de derribar con ella todas las estructuras del piso de la boca de nuestro compañero. El inicio de su acción debe ser calmado, con no mucha fuerza pero tampoco con letargo.
Se comienza rozando los sectores mas externos de la boca y se avanza prestando suma atención al efecto que generamos en nuestro acompañante. Se intenta contactar la otra lengua y se permite un jugueteo entre ellas o una pseudolucha, reservando la extensión máxima sólo para el final.

APÉNDICE II O ALGORITMOS DIAGNÓSTICOS PARA NO PERDER EL TIEMPO
Labios blandos, sin tono: sexo ultra clásico
Labios finos, duros: sexo desenfrenado, pero sin sensibilidad para adecuarse al compañero
Labios gruesos, consistencia media: Sexo generoso y perceptivo.
Si pone mano en la nuca: dominación, inseguridad en sí mismo
Si abraza la cintura: ternura
Si tiene mucha saliva: futuro Parquinsoniano
Si tiene poca: futuro Sjögren
Si come caramelos Halls unos minutos antes, mientras se prepara para atacar: tiene una madre insoportable.
Si, en la calle, mueve la cadera mientras besa: villero/a.


9 comentarios:

Nefastas dijo...

que buenos esos besos de calentura adolescente que pintan de vez en cuando...
la lengua está incontrolable, las manos van para todos lados, te tirás de los pelos (en grado aguantable digamos, claro)...hay eso de tirantón entre los dos...pura pasión, pura líbido...te garchás con la mirada encendida y la boca...terrible!!! cómo me gusta!!
y después el otro extremo, el de puro amor...todo despacito...y como dijo ud, te tocás la boca suavecito...la cara, los ojos, bordeás cada parte del rostro casí sin apoyar los dedos...
ambos dos según el momento son lo más de lo más....
vió que hay días que una quiere ser LA PERRA, y quiere arinconamiento total, y brusquedad...y otros días en los que con sólo un piquito de 10 segundos lleno de sentimientos estamos más que felices...
qué lindo que le salió el post!!
besotesss

promqueen dijo...

Ayer me dieron un beso que me descolocó tanto que volqué todo el vaso de cerveza que tenia en la mano y no me di cuenta. Por suerte no lo solté porque ahi si que lo cortaba todo!

SILVINA dijo...

Prom que bueno que apareciste!! como te fue? te trajiste cosas lindas...
A mi tambien me dieron lindos besos ayer pero tengo un problema, lo odio porque ronca, hasta el punto que me produce ira. Hoy siento que no se si quiero que duerma en mi casa otra vez...mi ex novio NUNCA roncaba, esto es un tema menor o un clavo oxidado en el talon??

la lengua de midas dijo...

Muy interesante esto de los aspectos semiológicos del beso, pero ¡¡¿¿qué es eso de "convertirse en el centro de atención de la -y cito- fuente de sodas"!!!???
Hay dos aspectos que no han sido tratados y me gustaría conocer su opinión profesional: presión labial (es decir labio contra labio) óptima, y "los secretos escondidos de la cavidad bucal" forma de acercase a su tratamiento.
Por lo demás, creo que se ha olvidado de que aparte de la lengua la utilización (delicada, oportuna y mesurada) de pellizcoz con los dientes puede ser una gran fuente de placer.

Enrico dijo...

apretar los cachetes provocando el "conejito" para luego morder la boca está bien. No se si para el primer beso, pero después camina.

Betty Carol dijo...

nefas: de los tipos de beso que refiere, mí me gusta un duelo de besos como el primero, para terminar con uno o dos como el segundo.

prom: EEEESSSAAA!

silvina: el roncar es una actitud muy egoísta, y claro que está bien que se enoje y obvio que es inevitable la comparación.
Mándelo a un médico a que resuelva su problema y punto.

lengua: es absolutamente cierto lo que dice de los pellizcos de los dientes. Pasa que es un recurso muy exclusivo, ya que los labios de una de las partes deben ser lo suficientemente gruesos y los dientes de la otra, alineados y sin filo evidente.

enrico: Ud dice? Para mí es, también signo de dominación y me producen ganas incontenibles de huír.
Pero bueno, soy loca, simplista y paranóica, así que seguramente tenga razón.

reptilia dijo...

La mano en la nuca es de mis preferidos, o sea, mi mano en la nuca de él, y no sabía de la teoría esa de la inseguridad en sí mismo. CHAN.

Mano en la cintura siempre es lindo, cuando se acompaña con beso en la mejilla también. Ahora, a mi personalmente creo que eso de agarrarse de la manito me pone como un poco incómoda, cuál sería el diagnóstico?

slds.

Betty Carol dijo...

reptilia:
El diagnóstico analógico es que Ud. dominante pero le gusta sentirse libre.

El literal decreta que, si le agarran la manito, la tiene ocupada y no puede ponerla en la nuca de su compañero.

Digo, bah.

reptilia dijo...

uff, gracias, si me decía que lo mío era un claro síntoma de inseguridad yo le juro que le creía. Prefiero eso que soy libre.

slds.