5 feb. 2007

Confesiones de Verano*

Yo te queria desde antes, y esa es la diferencia.
No te quise porque me quisiste, como me habia pasado hasta entonces.
Yo te quise la segunda vez que te vi. Me aprendi tu cara, me acorde tu nombre, me hiciste reir tanto.
La tercera ya estaba decididamente enamorada, y de ahi en adelante todo fue un desastre.
Porque vos tambien me quisiste, supongo. Pero yo siempre te quise mas, porque corria con ventaja, porque te quise desde antes. Y cada vez que te veia era mas y mas, era fulminante, exponencial, era asintota vertical, era todo.
Eras todo y a mi no me importaba, porque yo tambien era todo.

* Literatura de la mala, pero necesaria.

5 comentarios:

la lengua de midas dijo...

Literatura de la mala, tan necesaria para distiguir la buena cuando se la tiene entre las manos.

Betty Carol dijo...

En mi caso, es necesaria para poder seguir prescindiendo de mis sesiones de psicoanálisis, pero alas! eso que ud dice, sirve también.

la lengua de midas dijo...

Además, reconozco el morbo que se oculta en el hecho de saber que uno está leyendo una pieza literariamente deleznable y a pesar de ello ir hasta el fin de ella.
No sé puede quejar, he estado comentando por tres.
SSS (su seguro seguidor/servidor)

Ana C. dijo...

Una diferencia ciertamente irrelevante, diría yo. Nunca sabemos del todo lo que nos quiere el otro. Ni cómo.

Betty Carol dijo...

anushka:
Ojala